Economia

Felipe Puentes y la industria alimenticia

La industria alimenticia crece año tras año, siendo Chile un país muy rico en oportunidades de negocio, importación y exportación y variedad de productos, por solo mencionar algunas de las aristas de este sector.

Y es que la comida y bebida siempre serán un buen nicho de negocio debido a que la población chilena y mundial aumenta, siendo este solamente algunos de los factores dentro de una larga lista.

Por otra parte un mercado que se vuelve cada vez más global representa un verdadero y grato desafío para explorar por parte de los empresarios y productores del sector alimentario.

Por este motivo el Estado chileno ha visto en la industria alimentaria una fuente totalmente factible para el crecimiento económico presente y futuro de Chile, instaurando el tema Alimentos como una de las políticas inmediatas de desarrollo nacional.

Asi por ejemplo se sabe que hay productos nacionales que se han destacado por años en el extranjero como es el caso de la uva de mesa, cerezas, arándanos, ciruelas, filetes de salmones frescos y congelados, mejillones, truchas congeladas enteras, erizos de mar ahumados y malta tostada, entre muchos otros.

Se puede decir a ciencia cierta que la industria alimentaria nacional exporta una oferta de 65 categorías de productos en más de 150 países. Según las cifras, el 23% de las exportaciones chilenas corresponden a la producción alimentaria, que es la segunda actividad más importante del país. El 31% de las empresas existentes en Chile (319.000) pertenecen al epígrafe alimentario y un 23% de los empleos son generados por este sector (dos millones anuales).

En este panorama es que se produce el escenario ideal para incursionar en proyectos como es el caso del empresario Felipe Puentes, quien está atreviéndose en el mercado agrícola.

“Es un mercado que parece no tener techo debido a las oportunidades que han generado los tratados de libre comercio que Chile tiene con otros países y la riqueza propia de la producción nacional”, expresó Felipe Puentes.

A lo que Felipe Puentes agrega “el desarrollo e innovación científica también han sido un pilar para este sostenido crecimiento de la industria de los alimentos en nuestro país”.

Por último cabe destacar que cada vez hay más emprendedores que se suman con alguna innovación a este importante sector y motor de la economía nacional.

Sin duda que es un sector que presenta un potencial enorme y que promete una contribución aún mayor a la economía nacional.

 

Comenta con Facebook