En qué Invertir

invierte responsablemente

¿Qué es la “Agilidad Empresarial”? ¿Qué es la “Agilidad Empresarial”?
Según la RAE, ágil es alguien que actúa o se desarrolla con rapidez o prontitud, habilidades que también pueden ser propias de una empresa... ¿Qué es la “Agilidad Empresarial”?

Según la RAE, ágil es alguien que actúa o se desarrolla con rapidez o prontitud, habilidades que también pueden ser propias de una empresa y que, con el correr de los años, se hace más urgente su adquisición para sobrevivir en el tiempo.

La actual revolución en las tecnologías de la información, bajo el concepto de transformación digital, ha promulgado nuevas habilidades en el ámbito del trabajo, como lo es la llamada “agilidad empresarial”. Ésta se implementa en una organización mediante la constante y metódica innovación en procesos, con el apoyo de tecnología que extienda la experiencia humana.

Adquirir agilidad empresarial conlleva cambios en los procesos de la organización, evolución en las personas y adopción de nuevas tecnologías que permiten establecer soluciones rápidas. Por ejemplo, las herramientas tecnológicas de hoy nos permiten montar infraestructuras de tecnologías de Información en la nube rápidamente, sin la necesidad de contar físicamente con el hardware en la oficina.

“Cada día son más los CEO’s que comprenden la ventaja estratégica que conlleva estar en la cresta de la ola en las Tecnologías de la Información y para ello, son muchos los directorios de empresa que han incluido entre sus miembros a los CIO’s y/o CTO’s para la toma de decisiones”, afirma Javier Orellana, co-fundador y gerente de tecnología de mySolutions, empresa de consultaría TI.

Orellana explica que conseguir un ritmo de producción, mantenerlo e incorporar constantemente mejoras en los procesos que ayuden a perfeccionar la calidad y entrega oportuna de productos o servicios, parece ser una meta bien definida en entornos ágiles. Además, agrega que el factor humano toma gran relevancia, puesto que es necesario formar líderes auto-gestionados, mediante un proceso de coaching diario para una correcta práctica de la agilidad.

“En antiguos modelos tradicionales de desarrollo de software, no existía foco en el equipo humano, sólo nos preocupábamos del producto. Hoy en día la mirada es más integral, busca el desarrollo de personas inmersas en equipos altamente enfocados en la resolución diaria de micro tareas, las que de forma incremental moldearán desde los procesos internos hasta los productos y/o servicios que su organización entrega”, comenta el experto de mySolutions (mysolutions.cl).

Aborda la agilidad, o muere en el intento

Orellana señala que existe una sensación generalizada de que aquellas organizaciones que no den sus pasos hacia la agilidad, dejarán de existir en el futuro cercano. “La velocidad con la que vivimos hoy en día refleja que la única constante es el cambio y, para mantenernos vigentes, debemos ser muy adaptables y apasionados por aprender”, agrega.

Para pasar a un entorno laboral ágil se debe comenzar con la planificación, donde las limitaciones actuales son identificadas y abordadas. El experto concibe que la agilidad empresarial puede ayudar en la elasticidad de organización. “Algunas empresas sufren demandas estacionales, períodos en los que se emplea mucha mano de obra y tiempo. Pero si se aprovecharan los servicios basados en la nube y en máquinas virtuales, la elasticidad de la empresa no se vería afectada ni gastada”, desarrolla.

Si se está apenas comenzando a implementar la agilidad empresarial en una organización, Palma aconseja iniciar leyendo el Manifiesto Ágil, documento que entrega las primeras bases para poder incorporar de buena forma los valores y principios que conlleva este proceso.

Comenta con Facebook

Equipo de Prensa Editor en Jefe

Indicadores

Lunes 17 de Diciembre de 2018
  • UF: $27.565,79
  • Dólar: $686,44
  • Euro: $775,81
  • IPC: 0,40%
  • UTM: $48.353,00
  • IVP: $28.654,53
  • Imacec: 4,20%
  • TPM: 2,75%
  • Libra de Cobre: 2,79
  • Tasa de desempleo: 7,10%