Tecnología

La importancia de las capacitaciones en tiempos de cambios tecnológicos.

Con la llegada de la Cuarta Revolución, marcada por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas, las empresas se han visto obligadas a transformarse digitalmente, capacitando a sus colaboradores para esta nueva era.

Muchos son los debates en torno a lo que nos depara el futuro, teniendo en cuenta los cambios constantes que sufre el mundo día a día. La Cuarta Revolución Industrial va dejando estragos en las empresas, dejando la duda de si realmente los seres humanos serán reemplazados por máquinas.

Para capacitar de buena forma a los colaboradores y que estos puedan enfrentarse a los nuevos desafíos, se debe conocer qué características posee el trabajo del futuro. Ante esta duda, se ha especificado que éste tiene cuatro características principales. Primero, será digital y humano, es decir, la Inteligencia Artificial y la robótica están transformando la naturaleza del trabajo, haciendo que los humanos y las máquinas trabajen en conjunto para impulsando la productividad.

Siguiendo la misma línea anterior, se espera que el trabajo del futuro sea cooperativo y colaborativo. Dentro de una economía digital, las personas tendrán que cooperar y colaborar tanto con sus colegas como con las nuevas tecnologías, con el mismo objetivo común. En tercer lugar, se estructurará más por proyecto que por funciones. Y por último, el trabajo del futuro será flexible y fluido, ya que sólo se necesitará una buena conexión a internet.

Capacitar para formar nuevas habilidades

Para enfrentarse laboralmente a un futuro de constante cambio y de una exigencia de soluciones casi instantánea, se debe educar en la formación de nuevas habilidades que puedan responder de buena manera a problemáticas que puedan ocurrir en el camino.

“Las empresas deben capacitar a sus colaboradores para facilitarle la adquisición de nuevas habilidades como rapidez de ejecución, capacidad de resolver problemas complejos, desarrollo de conocimientos técnicos y la mentalidad de crecimiento, entre otras”, explica Alex Hanke, socio y co-fundador de Boost, empresa que se dedica a crear capacitaciones y medir el impacto de ellas.

Hanke aconseja que como primer paso, se debe enseñar a los colaboradores a que logren fusionar sus conocimientos con habilidades emocionales. “Habilidades para interactuar, construir relaciones y mostrar la autoconciencia necesaria para trabajar de forma eficiente con las demás personas, ya sea de forma presencial o virtual, son destrezas muy importantes que debe cultivar la empresa en sus empleados, ya que ayudan a que la productividad de la empresa aumente”, agrega.

La creatividad para resolver problemas es una habilidad necesaria en tiempos de constante cambio “Utilizar la empatía, la lógica y el pensamiento innovador nos puede fortalecer en momentos difíciles”, comenta el experto de Boost (www.boostworld.com).

Según Hanke, cultivar la mentalidad de crecimiento y el desarrollo de conocimiento técnico son sumamente importantes para que el colaborador se desenvuelva en el futuro próximo. “Habilidades para aprender, crecer continuamente y adaptarse al cambio, son necesarias en esta Cuarta Revolución Industrial, así como también, habilidades y conocimientos para usar, manipular y crear nuevas tecnologías y datos útiles”, aclara

“Capacitar a nuestros trabajadores para el desarrollo de estas habilidades, puede traer beneficios significativos, pero es importante encontrar la capacitación adecuada para nuestros requerimientos y para el público al cual está enfocada. Muchas de éstas suelen no impactar como debiese, debido a que utilizan materiales anticuados que no están adaptamos a los nuevos tiempos”, concluye Hanke.

Comenta con Facebook