Columna de Opinión

En 2018 los ciberataques en Chile aumentaron en un 59%

Malware, especialmente del tipo ransomware, Phishing y minería de criptomonedas fueron los protagonistas del período.

La conectividad del mundo actual trae consigo cosas buenas y otras no tanto. Tendencias como el internet de las cosas, el cloud, la movilidad, entre otras, cambian por un lado nuestra forma de relacionarnos en el ámbito personal y en el trabajo, y por otro, la forma en que proveemos, consumimos y segurizamos la tecnología.  Es ahí donde la ciberseguridad se ha instalado no sólo en el escenario de las empresas del mundo, sino que también en la de todos los países y Chile no es la excepción. Durante el 2018 nuestro país vivió una serie de cambios en materia de ciberseguridad que pretenden modificar leyes del siglo pasado; crear mayor conciencia; educar; aumentar la inversión, entre otras cosas.

Y es que los problemas de seguridad continúan en alza. De hecho, según datos entregados por la empresa de ciberseguridad NovaRed, durante 2018 Chile sufrió un alza de un 59% en ataques informáticos en relación al año anterior. Lo que no está lejos del promedio de América Latina que llegó al 62% de aumento en ciberataques. Tal como en los últimos años, los ataques del tipo malware resultaron ser la amenaza protagonista del período. Los estudios de la empresa arrojan que durante el año recién terminado este tipo de ataques aumentó en Chile y, entre ellos, los de tipo ransomware son los que más aumentaron llegando a casi un 55%.  Asimismo, la minería de criptomonedas presentó un alza durante los últimos meses que considera un aumento del doble comparado al 2017.

Por su parte, el phishing también se mantuvo en los primeros lugares de la lista de los ataques más comunes. De hecho, Chile ocupa el tercer lugar de la región de los países que más sufren este tipo de ataques, antecedidos por Brasil y Argentina.  Estos ataques afectaron en mayor medida a los usuarios, aunque no excluyeron a las empresas, y la mayor parte ellos ocurreieron en línea mientras los usuarios navegaban o descargaban archivos. Es por ello que la recomendación de los expertos es mantener protegidos todos los dispositivos móviles (ya sean smartphones, notebooks, tablets, etc.) con soluciones que posean tecnologías del tipo machine learning y sandbox, para evitar ser víctimas de ataques; estar atentos a los sitios web a los que se accede y desde qué redes se hace; y tener cuidado con el uso de software pirata dado a que la instalación de este tipo de programas podría traer consigo la infección del dispositivo con malwares dañinos. “El desconocimiento de los usuarios constituye una de las principales causas de infección, por ello la importancia de educarse en relación a los mecanismos de resguardo”, señaló Fernando Arnay, Gerente de Ingeniería y Continuidad Operativa de NovaRed. En el ámbito empresarial, los endpoints (notebooks, smartphones, tablets, etc.) fueron el origen de la mayoría de las amenazas y constituyeron la principal causa de brechas de seguridad.

Claro está que empresas y usuarios deben enfrentarse cada día al complejo panorama de amenazas informáticas, es por ello que la prevención resulta fundamental para evitar ser víctimas. De hecho, según expertos de NovaRed en la lucha contra el cibercrimen el 88% es prevención, concienciación y controles y sólo el 12% es reacción ante el ataque.

Comenta con Facebook