Marketing

¿Ya tienes claro cuál es tu BHAG?

Seguro has escuchado alguna vez acerca del término BHAG, el cual es un acrónimo para Big – grande, Hairy – peluda, Audacious – audaz, Goal – meta u objetivo. Básicamente es un objetivo grande, audaz y peludo, a largo plazo, que te da algo de miedo pero te ayuda a tener claro y alineado a donde quieres llegar.

Este concepto fue creado por Jim Collins, un término lanzado en su libro Build to Last, en el menciona que este objetivo a largo plazo debe ser creado para definir a donde quieres llegar en los próximos 10 a 30 años.

El BHAG más famoso del mundo es el de Windows:

“Un computador en cada escritorio, en cada casa”

Bill Gates, en los años 80.

En ese momento todos le dijeron a Bill Gates que estaba loco, cómo iba a ser posible tener en cada escritorio de cada casa, un computador corriendo Windows, cuando en ese momento habían 200 computadoras en el mundo que pesaban 3 toneladas cada una, estaban en unos cuartos grandes y debían tener programadores especiales para manejarlas. Sin embargo el tenía una meta clara y dijo que en 30 años iba a llegar ahí.

¿Qué pasa cuando sabes a donde quieres llegar? Es mucho más fácil planear desde el futuro hasta el presente. Si tienes claro en dónde quieres estar en 30 años, puedes definir dónde vas a estar en 20, en 10, en 5, en un año e incluso en un trimestre.

Y, ¿de qué te sirve tener esto? Te sirve para alinear proveedores, clientes, accionistas, todo…pues la gente se va sumando. Tus sueños se cumplen por la cantidad de gente que se asocia contigo y te ayuda a que llegues. Si tú quieres vender algo a alguien, véndele tu visión. El BHAG es una visión, un sueño, no una meta, y la gente se emociona con los sueños.

Cuando yo voy a contratar a alguien, lo primero que le digo es: “¿dónde te ves en 20 años?” y me dicen me veo en punto a (ver imagen), felicidades, te va ir muy bien pero no en esta empresa; si alguien me dice voy estar en punto b (ver imagen) le digo: “perfecto, estás cerca a donde yo quiero llegar y es mucho más fácil alinearlos.”

Por lo tanto lo importante es cuando alguien llega a ti, tu le puedas decir exactamente a dónde quieres llegar y sea muy claro el camino; no vas a llegar derechito, a lo mejor te vas a ir medio ladeado, pero ya tienes una idea clara acerca de hacia dónde te diriges.

Y esto hace que los negocios crezcan bastante, por ejemplo ¿cuál es el modelo de comida que más dinero ha generado en el mundo?… las hamburguesas de McDonalds. Sin duda es el negocio que más dinero ha generado vendiendo comida en el mundo, pero de repente te preguntas: ¿la gente de McDonalds alguna vez ha dicho que sus hamburguesas son las más ricas? ¡nunca!; dicen que saben igual en todo el mundo, que siempre va a estar limpio y que cuando llegues tu hamburguesa va estar lista, además va a estar barato y habrá diversión para los niños, es todo.

En ningún momento te dicen que es rica, la hamburguesa más rica es la de Furrockers o la que tu quieras ¿cuántos negocios de hamburguesas de esas hay? muy pocas, ¿cuántas hamburguesas de McDonalds se venden diario? millones y millones. Entonces no se trata del sabor más rico, se trata de alinear a las personas al decirles que sus hamburguesas McDonalds siempre van a saber igual, pues replicar la hamburguesa “más rica del mundo” siempre va a estar más difícil.

Al tener una ideología a largo plazo, saber hacia donde debes llegar y qué debes hacer hoy para alinear decisiones, crecimiento, empleados, inversionistas, todo, es mucho más padre negociar. Por ejemplo, yo voy a negociar con alguien que me va a vender los papelitos para envolver las hamburguesas y le digo “ahorita tengo 20 tiendas, pero voy abrir una tienda en cualquier ciudad del mundo en las mejores esquinas, ¿quieres que te compre el papel a ti o se lo compro al de al lado?” y qué crees que te dice: “¡Cómpramelo a mi!, por si acaso le pegas y estás lo suficientemente loco para llegar, prefiero yo venderte”.

Por lo tanto, los proveedores no te venden como si tuvieras 20 restaurantes, te dan descuentos como si tuvieras 1000 restaurantes, para que cuando tengas 1000 restaurantes, puedan ellos seguirte vendiendo.

En conclusión, es muy importante que tengas tu objetivo a largo plazo, mínimo de 10 años, preferente 30 años. Y algunos pensarán “pero yo no voy estar aquí en 30 años”, mejor aún, te vas a obligar a hacer un motor que funcione sin que tú estés. Así todos los días en la mañana te levantarás pensando: ¿cómo hago o qué debo hacer para abrir un restaurante en cada esquina del mundo que venda hamburguesas?. Ahí tu cabeza empieza a revolucionar y a pensar diferente, para alinear tus actividades y llegar a tus objetivos.

Entonces recuerda… BHAG – Big, Hairy, Audicious, Goal, un Objetivo Grande, Peludo y Audaz, que te va a ayudar a llegar lejos.


DANIEL MARCOS Daniel is the co-founder and CEO of Gazelles Growth Institute, the leading online executive education company for C level executives at fast growing firms.

Comenta con Facebook