Propiedades

Siena lidera industrialización de la construcción incorporando recintos prefabricados en edificios

En busca de innovaciones que aumenten la productividad y calidad de la industria, Constructora Siena ha probado que no es necesario desarrollar todo el edificio en obra, innovando hace años con las calderas prefabricadas y ahora, con la incorporación de los baños prefabricados.

Con el izaje del recinto de un baño de 600 kilos, listo para conectar, hasta el sexto piso de un edificio en San Miguel, comenzó el piloto de Constructora Siena para implementar baños prefabricados en sus próximos proyectos en altura. Este sistema industrializado consiste en fabricar el baño completo en una planta, reemplazando un proceso artesanal que se hace normalmente en obra.

Este proyecto es la continuación de una innovación que iniciaron hace algunos años, cuando la constructora fue pionera en instalar calderas prefabricadas en edificios. Según explica Gonzalo Araneda, gerente general de Constructora Siena, la idea de industrializar y estandarizar ciertos recintos dentro de los edificios nació de la necesidad de contar con más certeza en los plazos de construcción y solucionar la variabilidad y escasez de la mano de obra.

De hecho, con la utilización de las calderas prefabricadas, han sido capaces de trasladar a una planta el armado y certificación de la sala de calderas de un edificio, proceso que normalmente puede durar de seis a siete meses en la obra, reduciendo la operación a solo instalar un recinto que viene listo para su funcionamiento.

El sistema de industrialización de baños prefabricados consta de tres etapas para su ejecución: diseño, fabricación en una planta externa y montaje en obra.

En la etapa de diseño, el arquitecto indica qué tipo de baño quiere, “ya que un edificio puede tener desde cinco hasta ocho tipos de baños según su distribución, por lo que debe detallar las terminaciones, la ubicación donde debe ir el alcantarillado, indicar las dimensiones de la tina, de la ducha, etc.”, explica Gonzalo Araneda.

La etapa de fabricación se realiza en una planta externa de la empresa Cintac, que se encarga de seguir las indicaciones del arquitecto. Cuando el recinto está listo, se pasa a la etapa de instalación en obra.

En el caso particular de los proyectos Siena, la instalación tuvo un desafío particular porque, debido al moderno sistema de montaje monolítico PERI UNO que utilizan, el baño debió diseñarse para instalarse por la terraza. Según explica el ejecutivo, esta forma de construir es mucho más eficiente y rápida, porque el sistema de hormigonado trabaja los muros y la losa al mismo tiempo, lo que impide que el baño prefabricado se instale por arriba de la planta.

Caldera Prefabricada

Este primer prototipo, que realizaron en el edificio Ventura Blanco Viel de San Miguel, midió entre 4m2 a 5m2 y pesó aproximadamente 600k, recinto que fue levantado con una grúa para su instalación en el sexto piso. “La experiencia fue exitosa y nos permitió analizar los pros y contra, cuánto nos iba a costar instalarlo, si era fácil hacer las conexiones, etc.”, relata Araneda.

Luego de este primer piloto, Constructora Siena tomó la decisión de seguir adelante con este proceso de industrialización y lo escalaron nuevamente a un proyecto ubicado en La Cisterna, donde planifican instalar baños prefabricados en cuatro pisos del edificio, debido a que el proyecto ya estaba diseñado cuando se tomó la decisión de escalarlo, por lo tanto, no había factibilidad de implementarlos en la totalidad de los departamentos.

“Todo este proceso nos permitió hacer un análisis de las ventajas esta innovación, en el que concluimos que el sistema de baños industrializados tiene beneficios asociados, como disminuir la logística de subir todos los materiales, la mano de obra para construirlo, hacer el aseo, para levantar observaciones o reprocesos, además de menos escombros y pérdidas, lo que se traduce en un ahorro de tiempo. Por lo tanto, llegamos a la conclusión que era más eficiente prefabricarlos y ahora, en los tiempos de pandemia que estamos viviendo, con mayor razón. Por lo tanto, toda esta experiencia ha sido como un prototipo a gran escala para lograr avanzar a un proyecto 100% con baños prefabricados.”, sostiene el gerente de la constructora.

Efectivamente, los próximos proyectos de Siena -Quillayes, Millalongo y Santa Cristina-, son proyectos que se diseñaron tempranamente para proyectar todos los departamentos con baños prefabricados. “Pero también nos adelantamos a la posibilidad de que la empresa fabricante, por alguna contingencia, no pudiera proveernos los baños, así que también dejamos la opción disponible de poder hacerlos in situ”, agrega Araneda.

Sobre el sistema de industrialización de calderas prefabricadas

Constructora Siena desarrolló y probó el primer prototipo con la empresa Boetek, comprobando que fabricar la caldera en una planta externa mejora la calidad del producto, ofrece más certeza en los plazos, menos generación de residuos, entre otros.

La forma convencional de instalar una sala de caldera en obra toma alrededor de cuatro meses, con una empresa externa trabajando dentro del recinto, que normalmente se ubica en el último piso del edificio. “Es un recinto de hormigón armado que dentro lleva una serie de instalaciones como la caldera misma, las tuberías, el sistema eléctrico, etc. Después de esos cuatro meses se conecta con el gas y el agua, y luego viene un proceso lento que es el de certificarla ante la Seremi, trámite que puede durar tres meses más para obtener la recepción final de obra”, explica Gonzalo Araneda, gerente general de Constructora Siena.

Otra gran ventaja de las calderas prefabricadas es que ya están certificadas por un inspector autorizado de la Seremi al momento de instalarlas en el edificio, lo que reduce al máximo la incertidumbre de los plazos. Una vez recibida la sala de calderas, “lo que hacemos, es izar con una grúa este recinto que pesa alrededor de 4 toneladas y subirlo hasta el último piso del edificio, lo posicionamos y lo conectamos. Además, ha tenido un proceso de mejora, porque ahora viene con un sistema de revestimiento que simula el muro del edificio, incluso del mismo color, así que no parece una estructura independiente del edificio”, sostiene el ejecutivo.

Las calderas prefabricadas se han instalado en los proyectos La Huasa, Rodrigo de Araya, Walker Martínez y Ventura Blanco Viel, y ahora se van a instalar en Las Palmas 5.

 

La entrada Siena lidera industrialización de la construcción incorporando recintos prefabricados en edificios se publicó primero en Propiedades Aquí.

Comenta con Facebook