Economia

¿Vives en una vivienda social? Así puedes postular a un proyecto de mejoramiento para reparar la condición de tu casa

Felipe Valdivia, presidente de la Asociación Nacional de Constructoras de Viviendas Sociales de Chile (Anacon), explicó los pasos que deben realizar las personas o comités de vivienda para postular a un proyecto de mejoramiento de viviendas sociales, los que mejoran la calidad de vida de las personas que habitan estos inmuebles.

 

El invierno se acerca a pasos agigantados, y si bien las lluvias no son tan intensas como en décadas anteriores, los expertos señalan que en las próximas semanas se podrían registrar temperaturas de hasta 4 grados bajo cero en la zona central del país.

Debido a esto, una de las principales recomendaciones de los especialistas de la salud es el abrigo y la ventilación del hogar, para evitar enfermedades respiratorias, especialmente en adultos mayores y niños. Sin embargo, muchos de los hogares sufren de humedad y condensación interior debido a la mala calidad de construcción que se acrecienta con el deterioro de la vivienda por el paso de los años.

Según Felipe Valdivia, presidente de la Asociación Nacional de Constructoras de Viviendas Sociales de Chile (Anacon), esta situación se registra principalmente en viviendas económicas o sociales que se han entregado en el pasado en el país. “Hay viviendas que se construyeron hace 30 o 40 años que tienen un daño y deterioro importante, porque fueron construidas con estándares inferiores a los actuales. La vivienda es como un auto, si no cambias el aceite ni le haces mantención, se va deteriorando y llega un punto en que la vivienda tiene tal nivel de daño, debido al mal estándar de construcción y a la falta de mantención, que sale muy cara su reparación y termina en algunos casos con la demolición de estas. Y esto claramente, es muy costoso para todos los efectos de política habitacional”, indicó.

Por esto, existen los programas de mejoramiento de viviendas sociales desde el año 2006, a lo que Valdivia apunta que “una de las líneas de trabajo del Ministerio de Vivienda tiene que ver con el mejoramiento de las viviendas que busca resolver el déficit cualitativo, es decir, la calidad de los hogares. Estas políticas habitacionales son muy positivas y buscan mejorar la calidad de vida de las personas”.

En este sentido, Valdivia añade que algunos de los proyectos que se pueden realizar a través de este programa son los proyectos de acondicionamiento térmico, muy útiles y valorados por las familias, debido a que mejora las condiciones de habitabilidad durante el invierno. “En estos casos se coloca un revestimiento térmico por el exterior de los muros que funciona como aislante, y que es como poner un gran chaquetón en el invierno y al mismo tiempo, ese chaquetón en verano protege del exceso de sol”, destaca.

Estos proyectos además de la aislación contemplan otro tipo de mejoras, como por ejemplo la incorporación de ventanas termopanel, extractores de humedad, ventilaciones pasivas, puertas de mejor calidad, lo que se traduce en una mejora sustancial en la habitabilidad de las viviendas, reduciendo de manera importante la producción de hongos por condensación y humedad de vapor en el aire, generando mejores condiciones de salud para sus habitantes, resaltó Valdivia.

Para acceder a estos programas se debe postular a través de entidades patrocinantes, que son los intermediarios entre las familias, el Servicio de Vivienda y Urbanismo (SERVIU) y la constructora encargada. Para esto, el presidente de Anacon explica que “la forma más sencilla es que un grupo organizado de vecinos acudan a una oficina de entidad patrocinante o en su defecto al SERVIU de cada región donde podrán entregarles el listado y contactos de estas entidades. Así, estas personas manifiestan sus daños a la entidad, ya sean de filtraciones de cubierta, daños estructurales, presencia de asbesto cemento, filtraciones en las redes sanitarias, humedad y existencia de hongos, etc.”.

“A su vez, las entidades deben realizar un diagnóstico constructivo de las necesidades de estas viviendas, deben ordenar la demanda y documentación necesaria y generar un proyecto técnico, económico, administrativo, legal y social que se postula al SERVIU para acceder a estos subsidios. Si bien el proceso de postulación es largo, vale la pena, las mejoras a las viviendas son sustanciales y en la gran mayoría de los casos imposibles de costear por los propietarios, que en estos casos solo deben aportar con ahorros que van desde 1UF a 3UF”, finalizó Felipe Valdivia.

Comenta con Facebook