Derecho

La importancia de la regulación del lobby

El lobby es un concepto y una práctica que se encuentra desde hace mucho tiempo en la sociedad y no constituye una tendencia nueva. La abogado Sandra Ponce de León Salucci ha dado amplias conferencias respecto a este tema y ha sido enfática en señalar que los lobbystas están plenamente identificados, en cuanto a cargos se refiere y son todos aquellos que tiene cierto grado de influencia en la toma de de decisiones por parte de autoridades que tienen la facultad de hacerlo.

Se trata de un amplio número de autoridades que están en condiciones de poder tomar decisiones importantes. Sin embargo, Sandra Ponce de León Salucci, sostiene que casi ninguna institución está ajena a esta regulación del lobby, tal es el caso del  Poder Judicial, Tribunal Constitucional, Justicia Electoral,  mas conocido como el Tribunal Calificador de Elecciones.

¿Qué sucede con estos organismos?

La Ley no establece una obligación particular respecto de estos órganos, pero delega en estas mismas instituciones la facultad de autorregularse y de alguna manera imitar los mecanismos de transparencia que provee la propia legislación.

¿Quiénes quedan eximidos?

El Presidente de la República. Así como también se exceptúan de la obligación que dispone la Ley a determinados actos cuando su publicidad afecte la seguridad nacional. Sin embargo, en cuanto a las actividades que quedan reguladas, Sandra Ponce de León Salucci, expresa que esta es también otra excepción de la Ley.

¿Existen actividades que no estén reguladas por la Ley de lobby?

Sandra Ponce de León Salucci explica que no. Ahora bien no es considerado como Lobby algunas actuaciones que realizan las personas o sus parientes en procesos administrativos ni las asesorías contratadas a profesionales e investigadores a organizaciones sin fines de lucro como corporaciones, fundaciones, Universidades y centros de estudios.

Por otro lado, Sandra Ponce de León Salucci, expone que no es lobby la defensa en un juicio ni el patrocinio de causas judiciales. No es lobby tampoco las declaraciones hechas a una comisión parlamentaria y las invitaciones que funcionarios hacen a determinados profesionales e investigadores a reuniones técnicas o a determinados profesionales.

En concreto, la Ley obliga a las autoridades que reciben el lobby a mantener un registro público de sus audiencias y reuniones en sus agendas.  También la Ley les obliga el deber de registrar los viajes que realizan en el ejercicio de sus funciones, así como también los donativos oficiales protocolares que reciban. Sandra Ponce de León Salucci.

 

parte II parte III

Sandra Ponce de León Salucci

Visita mi perfil de Linkedin: https://cl.linkedin.com/in/sandra-ponce-de-le%C3%B3n-salucci-419bb550

 

Comenta con Facebook

Acerca del Autor

Equipo de Prensa

comentarios

Presione acá para comentar